sábado, 8 de septiembre de 2012

De fuegos artificiales y raíces

Podríamos comenzar con fuegos artificiales, pero para hablar del principio hay que volver a casa. Siempre cuesta. A menudo causa rechazo. Y, sin embargo, para descubrir de dónde proceden las manos, cuál es el vínculo de la palabra con la tierra o por qué hubo un llanto, hay que desandar el camino estratosférico de los poemas para regresar al origen.

En esta novena edición de Cosmopoética, el hombre del paraguas ha dejado que le broten raíces de la gabardina (más bien, ha ingerido un tinte -rojo, previsiblemente- para hacerlas visibles). Estas conducen, irremediablemente, al lirismo de la tierra andaluza, al flamenco.

Será una mujer lorquiana, de las de tierra y sangre, la que llegue a esa Córdoba lejana y sola y ponga la voz. La acompañarán coros y palmas y la atmósfera quedará sacudida por la nostalgia de una guitarra o acaso la sutileza de un piano. Lo importante es que ella, Carmen Linares, gran cantaora flamenca, habla del rayo y de la rosa con la sangre de las mujeres lorquianas al borde de los labios y, cuando sus ojos en el escenario, el dolor (y la alegría) de los versos que se nos van quedando dentro con el tiempo. Reivindicar la tradición poética española pasa por rendir homenaje al flamenco, que ha cantado tantas veces esos versos que brotan de la tierra y ascienden por el cuerpo hasta llegar a las manos. 
Por eso, el 29 de septiembre a las 20.30 horas, el hombre del paraguas dejará a un lado la gabardina y se desprenderá del sombrero hasta quedar silueta. Sus raíces inundarán el Teatro Góngora. Será la lírica de la piel que vibra, que contiene el llanto, y se sucederán versos de Lorca, de Miguel Hernández y de Juan Ramón Jiménez encarnados en la voz de una mujer de sangre jienense. Remembranzas, de Carmen Linares. Y ya no harán falta fuegos artificiales.

pálida señorita del paraguas

El acto inaugural de Cosmopoética tendrá lugar el 29 de septiembre a las 20.30 horas en el Teatro Góngora. Carmen Linares estará acompañada por Pablo Maldonado al Piano, Salvador Guitiérrez y Eduardo Pacheco a la guitarra y Ana Mª González y Rosario Amador en los coros y las palmas.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por escribir entradas como esta, avivan las ganas de que comience Cosmopoética y de que haya mucha poesía saliendo de la tierra o cayendo de las nubes.

    Celia.

    ResponderEliminar
  2. Todos los éxitos para el evento.

    Saludos.

    ResponderEliminar

En el Cosmos faltaba decir...